Toallitas caseras para bebés

toallitas caseras para bebés

En casa siempre estamos buscando la manera de eliminar los productos de usar y tirar por varias razones:

  1. La cantidad de desperdicios que generan y que a la tierra le cuesta asimilar.
  2. El modelo de consumismo excesivo que promueven.
  3. La satisfacción que da ser capaces de cubrir nuestras neceesidades por nosotros mismos, fuera de los circuitos comerciales (autosuficiencia)
  4. La eliminación de sustancias contaminantes que nos envenenan sin darnos cuenta y alteran nuestro equilibrio hormonal (en el caso de los bebés la vulnerabilidad a este tipo de sustancias es aún mayor).

Hoy, el uso de los pañales de tela está quizá más extendido, pero seguimos dependientes de las toallitas húmedas, así que, tras investigar y probar varias recetas, aquí os dejamos la que nos ha resultado más práctica:

  • 2 tazas de agua hervida
  • 2 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 2 gotas de aceite esencial de menta
  • 1 cucharada de aceite de caléndula (lo hacemos nosotras)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Algún tipo de paño (en nuestro caso usamos 20 de estas)
  • Recipiente con tapa para guardarlas

Optamos por este sistema de entre otros que probamos por su comodidad y sencillez. Solo tenemos que hervir el agua y añadir el resto de ingredientes en un recipiente con tapa. A continuación sumergimos las 20 toallitas y ya se queda listo para usar.

Si estás pensando que te falta tiempo y que el uso de toallitas desechables es más práctico, plantéatelo como una actividad para hacer con los niños. a los que les encanta practicar trasvases, manejar cuentagotas, observar el efecto del aceite o el vinagre sobre el agua y sus diferentes densidades… Y cuando vinculamos esas experiencias a algo práctico, que vamos a usar, el aprendizaje es verdaderamente significativo. Además de ayudar al sentimiento de pertenencia que todos los hermanos mayores necesitan cuando hay otros pequeños en casa.

Se pueden seguir usando unas buenas toallitas húmedas si nos es más práctico cuando salimos de casa, pero al menos habremos dado un pequeño gran paso, compartido con los niños, en favor de nuestra salud y la de la tierra.

Dinos si usabas toallitas caseras o comparte tu impresión si te has animado a probarlas. Espero que te resulten tan prácticas como a nosotras.

Compártelo!

Deja un comentario