Sobre aceptar, confiar, fluir

aceptar, confiar, fluir

“Acepta lo que venga a ti entretejido en el diseño de tu destino porque, ¿qué podría ser más adecuado a tus necesidades?” Marco Aurelio

Aceptar

Y así es. Terriblemente simple. Aceptar nuestra vida con todo lo que nos traiga. Abrirnos a cada propuesta dejando atrás el juicio que las categoriza en positiva (= quiero vivirla) o negativa (= no quiero vivirla). Aceptar que no tenemos el control, que nuestros hijos no nos pertenecen, que enfermarán o enfermaremos, que llegaremos tarde, que no somos imprescindibles, que envejeceremos, que a veces viajaremos en compañía y a veces solos, que no se puede evitar el dolor, que no fuimos o somos amados como nos gustaría, que no tenemos el tiempo, la paciencia necesarias…. Aceptar.

Confiar

Confiar. Porque nada es casual, nada. Todo tiene su precisa razón, aunque nos cueste verla al principio. Sobre todo cuando algo nos sacude de nuestra zona de confort. Sí, sobre todo en esas situaciones en las que la duda nos tambalea. Confiar en que esa es justamente la experiencia que se nos brinda para seguir creciendo. Confiar en que tras cada conflicto o “desgracia” hay una oportunidad para evolucionar. Como decía Carl Jung:

“Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma.”

Fluir

Y finalmente fluir, fluir con la vida, no en el sentido de soportarla pasivamente, sino más bien ceder, no oponerse a las propuestas existenciales. Rendirnos a lo que es y abrazar la posibilidad de cambiar, mejorar o apartarse, pero sin resistencias. La resistencia siempre nos dejará un poso de negatividad, de infelicidad, de sufrimiento. Y fluir nos deja livianos y en paz. No porque la vida haya cambiado, sino porque cuando nosotros nos transformamos, todo se transforma.

“La vida humana no está diseñada para protegerse uno de ella. Está diseñada para aprender de ella” Sergi Torres

¿Te has dado cuenta de la cantidad de veces que juzgamos a la vida? ¿Que nos resistimos a vivir? Comparte si te ha sido útil la reflexión de hoy.

Compártelo!

Deja un comentario