Hacia el autocuidado: 5 claves para crear y mantener hábitos

Hacia el autocuidado: 5 claves para crear y mantener hábitos

Muchos de los problemas con los que nos encontramos en la vida en general y en la crianza en particular vienen de no respetarnos y mimarnos. Sobre todo cuando pretendemos llevar a cabo una crianza respetuosa, se nos olvida que para ofrecer respeto debemos respetarnos nosotros.Se llama autocuidado, y es imprescindible para poder cuidar desde la empatía y la calma.

Es común, entre las madres sobre todo, anteponer todo y a todos y dejarnos siempre en último lugar. Una culpabilidad lastrante nos impide atendernos y amarnos primero. Es la culpa, sí, pero también la falta de concreción de hábitos que nos mimen a nivel físico y espiritual. Así que, aprovechando el tirón de voluntad de los propósitos de año nuevo, quería dejarte unas claves para conseguirlo:

El método SMART

George T. Dorian creó un método llamado SMART, que es muy efectivo para conseguir todo tipo de objetivos. Sus bases son.

  1. S. El objetivo debe ser específico (Specific). Los objetivos demasiado amplios nos hacen perdernos. No vale decir “Dedicarme más tiempo”. Lo correcto sería dividirlo en pasos: “Meditar cada semana”/”Correr cada semana”.
  2. M. El objetivo debe ser Medible Si, por ejemplo, buscamos hacer más ejercicio, lo formularemos así: “Correr 3 veces por semana”.
  3. A. El objetivo debe ser Alcanzable Debes creer que podrás hacerlo, creer es crear. Si crees en tus posibilidades, alcanzarás más fácilmente el objetivo que si no lo haces. Pregúntate, si dudas, por qué no te sientes capaz, qué te impide conseguirlo.
  4. R.El objetivo debe ser Realista. En este punto debes valorar tus circunstancias para calcular la fuerza con la que contarás para lograrlo. Por ejemplo, si pretendes entrenar una maratón y cuidar al mismo tiempo, tú sola, de niños pequeños, el objetivo no se adecuará a tu realidad. Claro que también hay que tener cuidado y no confundir el ser realista con la falta de confianza en nosotros mismos que te comentaba en el punto anterior.
  5. T.El objetivo debe ser Temporal. Es bueno ir marcándose pasos con una proyección no mayor de seis meses, ya que al cerebro le cuesta ir más allá. Si vas anotando en una agenda semana a semana o mes a mes (depende del objetivo), será mucho más asumible conseguirlo.

Implementar estos pasos dota al objetivo de realidad y cuerpo y, al hacerlo, se va volviendo más creíble y posible. Aún así, habrá veces que cueste seguir, que haya pasos atrás. Las siguientes claves te ayudarán a recuperar la voluntad.

Autoobservación

Siempre y en todo momento, la autoobservación es fundamental en nuestro camino de crecimiento. Nada nos dará mejores resultados, porque cualquier método o disciplina propone pautas genéricas que puede que no se adecúen o sirvan en nuestro caso particular, o que necesiten ligeras modificaciones. Por eso, observa en qué momentos o circunstancias aparecen las dificultades. Identificando estas dificultades momentáneas, será más fácil continuar sin perder la confianza en tus posibilidades.

La programación inconsciente

Muchas veces, los auto boicots que nos ponemos son fruto de una programación o creencia inconsciente, fijada en nuestro disco duro interno desde nuestra etapa fetal y hasta los siete años. Teniendo en cuenta que el 95% del tiempo actuamos según esta programación, la influencia que tiene en nuestra vida es enorme. Trabajar esta faceta puede ser arduo y llevarnos toda la vida, pero no se trata de eso. Basta con hacer conscientes esos momentos de auto boicot. Por ejemplo, identificando de dónde pueden venir nuestras dificultades para dejar de fumar (necesidades de succión insatisfechas en nuestra etapa infantil) o de comer en exceso (uso de la comida como sustitución del cariño).

La respiración consciente

A veces no podremos identificar el motivo por el que boicoteamos nuestros objetivos, pero siempre podemos hacer algo: parar y respirar conscientemente tres veces. Entonces sentimos de nuevo esa zancadilla mental o pauta compulsiva, y respiramos nuevamente tres veces de manera consciente. Si aún así no desaparece, podemos al menos atender a los ingeniosos argumentos de nuestra mente para alejarnos del objetivo.

Las visualizaciones

Visualizarnos con el objetivo cumplido da consistencia a lo que buscamos y hace que nos lo creamos más. Al fin y al cabo, todo lo que existe, primero está en nuestra mente, y como dice la física cuántica, nuestros pensamientos crean la realidad. ¿Por qué no usarlo a nuestro favor?

Así es como crecemos, afirmando positivamente lo que queremos y en lo que creemos, ejerciendo un control consciente sobre nuestra vida a través de la intención, la elección y la práctica. Convirtiéndonos, por qué no esta vez, en nuestra mejor versión.

No lo olvides: ¡Puedes hacerlo!

 

 

 

Compártelo!

Deja un comentario