Cinco inspiradoras maneras de comer fruta

Ideas para comer fruta

Es verano, y el abanico de frutas disponibles es inmenso. Entrar en un mercado y perderse en las fruterías es un espectáculo de color. Algún día hablaré de la influencia del color en la alimentación, pero por hoy solo quería traer cinco ideas para comer fruta porque:

  1. Con ellas saciamos de una forma saludable nuestra necesidad de dulce, que en muchos casos raya la adicción.
  2. Por los innegables beneficios de comer crudo, con todas las propiedades intactas que nos regalan la tierra y el sol.
  3. Porque mimar al cuerpo con buenos alimentos forma parte de ese autocuidado que necesitamos para responder respetuosamente en la crianza.

Batidos

Es tal vez la forma más socorrida de comer fruta cuando no nos apetece la pieza entera. Son sencillos de preparar y caben todas las combinaciones que agraden a nuestro paladar, dándonos además la opción de introducir verduras u hortalizas cuyo sabor no nos entusiasma pero que terminan camuflándose entre el resto de ingredientes. Podemos hacerlos con agua o leches vegetales, añadirles chía, cacao puro, dátiles si nos gustan más dulces, hojas verdes (espinacas, lechugas, dientes de león, kale…), zanahorias, remolachas, junto con las frutas que más nos gusten. Las posiblilidades son tan infinitas como nuestra imaginación. Y a los niños les encanta elegir las piezas, y probar variedades diferentes cada vez. Incluso podemos estar algún día solo con batidos para desintoxicar el cuerpo.

Ideas para comer fruta

Brochetas y mandalas

Otras dos formas originales de presentar la fruta son como brochetas y mandalas. En el primer caso, cortamos la fruta en trozos de similar dimensión y las ensartamos en un palo de brochetas, pudiendo decorarlas por encima con chocolate derretido (al menos al 70% de cacao, que es más sano y contiene menos azúcar) o algún sirope o mermelada. En el segundo caso podemos jugar a hacer mandalas, ya que la variedad de colores da mucho juego para hacer creaciones ¡que nos comeremos después! Son una manera estupenda de implicar a los niños en su elaboración, ¡y luego se los comen con unas ganas!

Ideas para comer fruta

Mueslis

Diría que los mueslis se pueden comer a cualquier hora, en cualquier momento del día, no solo en el desayuno o la merienda. Son una alternativa saludable para aquellos momentos en los que no disponemos de mucho tiempo y no queremos tirar de bocadillos. Basta con mezclar copos de avena con la combinación de fruta que nos apetezca, frutos secos y leche vegetal. No se tarda nada en hacerlos, y desde luego son mucha mejor opción que los cereales que nos venden en el supermercado, cargados de azúcar.

Ideas para comer fruta

Helados

La opción estrella para comer fruta en verano de una manera diferente. Hay muchas recetas en internet, desde los que se hacen con heladera, hasta aquellos que hacemos manualmente removiendo la mezcla cada dos o tres horas en el congelador. En ambos casos debemos procurar que tengan una combinación de fruta, grasa (los comerciales llevan, además de la grasa de palma, nata, pero podemos usar cremas de frutos secos o nata de coco en sustitución) y azúcar (que podemos sustituir por plátanos, o cualquier fruta desecada remojada previamente, como dátiles, orejones, higos o pasas). Lo que hacen las heladeras es introducir aire a la mezcla para darle esponjosidad y que no se formen cristales de hielo. Lo podemos hacer manualmente sacando la mezcla del congelador y removiéndola nosotros.

Pero hay una opción aún más fácil e interesante, y es la de tener las frutas congeladas y sacarlas un minuto antes de batir. Lo tenemos que hacer, eso sí, con una máquina potente. Nosotros usamos esta, que nos sirve de paso para los batidos. Tardé mucho en hacerme con esta opción, por eso de no acumular más cachivaches en la cocina y por minimalismo, pero al final le estamos sacando tanto partido que no me arrepiento nada. Nuestra combinación favorita es arándanos, frambuesas, fresas, plátano y un poquito de leche vegetal. ¡Y ya está! Queda con una textura y un sabor sorprendentes.

Cuéntame si sois fruteros en casa, si tenéis algún otro truquillo para comer más sano y si os funcionó alguna de estas propuestas. ¡Espero que os hayan ayudado!

Compártelo!

Deja un comentario